Página Principal
La Presidenta, S.A.
Ruíz Gallardón
Los Genoveses
Los Asuntillos
Espe & Alberto
Las noticias del día
Las noticias de la semana
Las noticias del año
Telemadrid me mata
Con Humor
Estos son sus poderes
Imagen Y sonido
Los Desafectos
Ocurrencias
Compromisos a la carta
Los incunables
Amiga de sus Amigos
La E.T.T. más PPopular
 
Suscríbete Tu opinión aquí El Foro Quienes Somos Los Genoveses.net

 

El Tribunal de Cuentas condena a Barbadillo a devolver 104.280 euros

El caso Barbadillo fue la patata caliente que le dejó el Gobierno de José María Álvarez del Manzano a Alberto Ruiz-Gallardón. La gestión del ex consejero delegado en la empresa pública Campo de las Naciones tenía agujeros negros con bastantes ceros. Viajes sin justificar, cargos de tarjeta, aparcamientos con cobros dudosos...

El concejal de Hacienda en ese momento, Pedro Bujidos, había visto irregularidades, gastos que no podían atribuirse al trabajo del ex consejero delegado y pidió a Jorge Barbadillo que devolviera parte del dinero que faltaba en la caja.

El apaño, 35.000 euros que reintegró a las cuentas de la empresa municipal antes de dejar su puesto, fue más que insuficiente. Los números en Campo de las Naciones seguían sin cuadrar y el tema acabó en los tribunales por doble vía. Una, la querella del PSOE que admitió la Audiencia Provincial y que todavía está pendiente de celebrar juicio. Y la segunda, la que instigó el propio Gobierno de Ruiz-Gallardón y que acabó en el Tribunal de Cuentas.

La semana pasada, cinco años después de que surgiera el caso Barbadillo, se ha conocido la sentencia del Tribunal de Cuentas, condenando al ex consejero delegado de Campo de las Naciones a devolver a la empresa pública, que ahora se llama Madrid Espacios y Congresos, 104.280 euros (casi 17,5 millones de las antiguas pesetas), según fuentes próximas al proceso.

El Ayuntamiento le reclamaba en su denuncia más de 443.200 euros (73,7 millones de pesetas), por gastos que se realizaron sin aportar la factura con las dos tarjetas personales que tenía, partidas adjudicadas a viajes por todo el mundo que no siempre tenían un fin laboral, gratificaciones a trabajadores y algunas obras que incrementaron sospechosamente su presupuesto.

En su sentencia, el Tribunal de Cuentas ha estimado sólo parcialmente los argumentos de la denuncia del Gobierno municipal, de ahí que la condena sea de una cuarta parte de lo solicitado por el Consistorio. Además, la decisión no es firme y el ex responsable de Campo de las Naciones puede recurrir.

En el auto, la consejera que llevó el final del proceso ha revisado una a una las facturas que se aportaron junto con los dos informes de la Intervención municipal, para establecer qué gasto podría calificarse de «justificado» dentro de las labores de representación que realizaba Jorge Barbadillo en Campo de las Naciones y cuáles excedieron lo estrictamente laboral.

Concretamente, el Tribunal ha investigado la gestión del ex consejero delegado desde julio de 1999 hasta mayo de 2003, cuando fue cesado en su puesto con la entrada del nuevo Gobierno municipal.

El caso quedó visto para sentencia el pasado 7 de julio, después de una sesión en la que comparecieron varios testigos. Ese día, el abogado del Consistorio y el fiscal versaron la mayoría de las preguntas a saber qué ocurrió en los viajes que realizó la empresa y en los que, según ambos informes, había gastos injustificados e injustificables.

Sobre la gestión

Por su parte, la defensa de Barbadillo trató de poner en valor la gestión del ex alto cargo y asegurar que las primeras auditorías no mostraron ningún desbarajuste financiero hasta que intervino el nuevo Consistorio.

Además, el abogado insistió en que el volumen de negocio de la empresa pública se había incrementado con la llegada del ex consejero delegado y que su forma de trabajo había modernizado a Campo de las Naciones.

Sin embargo, al final de un proceso jurídico de cinco años, Barbadillo tendrá que ingresar 104.280 euros a la cuenta de Madrid Espacios y Congresos, heredera de Campo de las Naciones, que se unen a los 35.000 euros que ya devolvió cuando se los reclamó Pedro Bujidos.

Estos casi 140.000 euros corresponden, en su mayor parte a gastos que no deberían haberse producido ni con la tarjeta ni en parte de sus viajes por todo el mundo.

Además, los costes personales pueden ser mayores para el ex alto cargo del PP puesto que la querella criminal que presentó el PSOE en abril de 2004, está admitida a trámite.

De hecho, la Audiencia desestimó la petición del acusado de archivar la denuncia e incluso instó al juzgado correspondiente a continuar con las diligencias que llevarían a Barbadillo a dar cuenta de todas las irregularidades.

En la querella, los socialistas acusaban a Jorge Barbadillo de un delito de malversación continuada de caudales públicos, basándose en dos informes que realizó el Ayuntamiento para auditar la situación económica de la empresa pública.

Precisamente estos dos informes municipales (dos auditorías en las que se registraban todos los movimientos de la gestión de Barbadillo) son los que han servido de base para la sentencia que ha hecho pública el Tribunal de Cuentas y que acaba condenándolo.

En el caso de la querella, el PSOE reclama al ex consejero delegado de gastar, sin justificación alguna, más de 135.500 euros.

«En un documento de la Intervención General de fecha 28 de noviembre de 2003 se dice que el querellado, en el año 2002, sustrajo en beneficio propio o de terceros, importantes cantidades del patrimonio de la empresa municipal Campo de las Naciones».

Si lo declararan culpable, Jorge Barbadillo podría ser condenado a un pena de entre tres y seis años de prisión y entre 10 y 20 años de inhabilitación de un puesto público.

Visitando el mundo para enseñar Madrid

El juicio celebrado el pasado 7 de julio tenía un tema estrella en el interrogatorio a los testigos: los viajes que organizaba Campo de las Naciones.

La mayoría de los presentes fueron trabajadores y altos cargos de la empresa pública durante la gestión de Barbadillo. Entre pregunta y pregunta salieron cosas como escalas de dos días en Miami sin ni un sólo acto de trabajo en la agenda, para hacer escala en la vuelta de Cancún o pagar una excursión en barco para ver tiburones en Sudáfrica.

«No fuimos a un safari, fuimos con un barco a ver tiburones, que por cierto no vimos ninguno», aseguró la entonces directora comercial.

«¿Quién pagó eso?», preguntó el fiscal. «La empresa».

No fue el único viaje con sorpresa para disfrute de sus empleados. La empresa pública organizó un viaje-regalo a París y a Londres con la excusa de, según la versión oficial, visitar los palacios de congresos y exposiciones de ambas capitales europeas. Según una testigo que fue llamada durante el proceso, viajaron entre siete y nueve personas, pero sólo trabajaron cuatro o cinco. ¿El resto? «Fuimos como un incentivo, como un regalo», aseguró.

Según el fiscal, en Campo de las Naciones no se llevaba eso de hacer vuelos directos. Para ir a Roma, la delegación pasó por Pompeya, «a dar una vuelta». Para viajar a San Petersburgo, se paró en Viena, «donde sólo hay una factura de un restaurante de lujo», según consta en el informe.

Hong Kong, Nueva Delhi, Ciudad del Cabo, Nueva York... El ex jefe de Servicios dice que viajaron por el mundo antes de hacer 'El Arena' para ver modelos de instalaciones, pagado todo por Campo de las Naciones.

PARTIDAS CON IRREGULARIDADES

Tarjetas: El mal uso de dos tarjetas de crédito a nombre de Barbadillo supuso, según el PSOE, un gasto injustificado de 65.000 euros, además sin facturas. Algunos costes dentro de los viajes que se realizaron por todo el mundo.

Personal: El Tribunal de Cuentas también ha investigado por irregular la indemnización que se dio a una trabajadora que causó baja voluntaria.

Parking: Las auditorías establecieron que no había mecanismos para conocer cuánto se ingresaba en los aparcamientos de Campo de las Naciones. Fue otra irregularidad más.

www.elmundo.es 07.08.08

VOLVER

 

© Copyright.2008. www.esperanzaaguirre.net  Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )