Alfredo Prada Presa

Nacido en León el 28 de agosto de 1959, hijo del último alcalde franquista de esa ciudad, es licenciado en Derecho por la Universidad de León, está casado y tiene cuatro hijos.

Senador electo por León durante tres legislaturas, desde el 6 de junio de 1993 hasta el 22 de noviembre de 2003, fue propuesto para la vicepresidencia de la Comunidad de Madrid por Alberto Ruiz-Gallardón en 1996, pero al trascender su vinculación a Fuerza Nueva, el presidente rectificó y
Prada nunca fue nombrado, teniendo que conformarse con su cargo de senador.

Esperanza Aguirre Gil de Biedma lo tomó bajo su protección, hasta el punto de que cuando ella fue designada presidenta del Senado nombró a
Prada vicepresidente primero de la Cámara Alta, cargo que ocupó a partir del 5 de abril de 2000. Tras ser elegida presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre se llevó consigo a su valido, nombrando a Alfredo Prada Presa vicepresidente segundo y Consejero de Justicia e Interior del Gobierno autonómico por Decreto 63/2003, de 21 de noviembre.

El 07 de julio de 1995, Juan José Millás escribía en El País: "Un asunto menor: lo de Prada Presa ha resultado sorprendente y cómico. Sorprendente que el hombre se defendiera de haber simpatizado con Fuerza Nueva después de que los madrileños hayamos tenido que aguantar a Matanzo hasta ayer mismo, y cómico, que utilizara para ello a su suegra. Argumenta que iba a los mítines de Blas Piñar para acompañar a su madre política; un yerno encantador. Pero cuando volvían a casa discutían mucho por razones ideológicas, eso dice, porque él siempre ha sido un admirador de Fraga Iribarne, del que tenía un cartel en su dormitorio, en plan Che Guevara, en fin. Uno daría dinero por asistir a una discusión "ideológica" entre un admirador de Fraga y una fan de Blas Piñar. El caso es que se ha quedado sin puesto. Quizá no sea un asunto menor si lo vemos desde el punto de vista de la capacidad de rectificación mostrada por el nuevo gobierno de la Comunidad: el público, acostumbrado a una cultura de mantenerla y no enmendarla, agradece la falta de arrogancia y el, valor de dar marcha atrás. Ya veremos. Lo doloroso es que la distancia ideológica existente entre Prada Presa y su suegra se vea aumentada por este suceso y el buen yerno deje de acompañar a su madre política a las fiesta de Blas." Alfredo Prada Presa puede decir misa, pero lo cierto es que perteneció activamente a la organización ultraderechista Fuerza Nueva desde sus tiempos de estudiante de COU (Cádiz, 1976-1977) hasta bien avanzada la carrera de Derecho en la Universidad de León.
Fuente :
http://www.insurgente.org/modules.php?name=News&file=article&sid=7558

Un ex de Fuerza Nueva, en la nueva dirección

El presidente del PP, José María Aznar, acudió ayer a la Cámara alta para refrendar la dirección de su grupo de 133 senadores preparada por su portavoz, Pío García Escudero, un hombre de su absoluta confianza y que fue portavoz adjunto de Alberto Ruiz-Gallardón en la Asamblea de Madrid. Aznar valoró que el presidente del Senado, Juan Ignacio Barrero, prescindiese de ser miembro de esa dirección para preservar y salvaguardar su carácter representativo.Del resto de la dirección del PP en el Senado destacan algunos nombramientos que podrían resultar polémicos. Francisco Utrera, de Cuenca, será uno de los portavoces adjuntos. Utrera fue acusado por su ex esposa, Aurora García de Salazar, en octubre de 1995, de malos tratos y amenazas de muerte, que el senador desmintió. García Escudero ha estimado su formación económica.El secretario general del grupo, Alfredo Prada, un abogado leonés de 36 años del que se ensalza su capacidad dialéctica, fue desestimado por el Ejecutivo presidido en Madrid por Ruiz-Gallardón como viceconsejero de su Gabinete político tras ser vinculado, en su juventud, con el partido antidemocrático Fuerza Nueva. EL PAIS | España - 18-04-1996

Ruiz-Gallardón nombra viceconsejero un ex seguidor de Fuerza Nueva. Alfredo Prada asistió con asiduidad a los actos del partido de Blas Piñar . Sorpresa en el equipo de Ruiz-Gallardón al conocer las vinculaciones de Alfredo Prada

Alberto Ruiz-Gallardón. nombrará hoy viceconsejero de Presidencia -un departamento eminentemente político que se encarga de su gabinete-, a Alfredo Prada Presa, senador leonés de 35 años que mientras tenía entre 18 y 20 años -19781980- asistía asiduamente a los actos organizados en su provincia por el partido antidemocrático Fuerza Nueva, incluso con la presencia de su líder, Blas Pifiar. Prada Presa, abogado, está considerado por el equipo del nuevo presidente de la Comunidad de Madrid -precisamente ex portavoz popular en el Senado hasta hace unos meses- como uno de los parlamentarios "más brillantes" y con más futuro dentro de "la nueva ola" del Partido Popular. Jesús Pedroche, consejero de Presidencia y primer colaborador de Ruiz-Gallardon desde 1987, quiere a su lado a Prada Presa.En León -donde nació, se casó y empezó a trabajar-, hay una percepción bien distinta de su curriculo. Fuentes de la dirección nacional de Fuerza Nueva confirmaron a este periódico que Prada Presa participó activamente entre 1978 y 1980 en actos organizados por ese partido, que en aquellos años presidía en León su futura suegra, María Victoria Valenzuela. "En algunos actos se presentó incluso con la camisa azul", comentó un dirigente de Fuerza Nueva que quiso preservar en secreto su identidad. Fuentes de la dirección del PP leonés, con la que Prada mantiene un enfrentamiento, ratificaron también anónimamente esa versión.

El viceconsejero arguye que acudió a los actos de Fuerza Nueva por acompañar a su suegra

Fuentes del equipo de Ruiz-Gallardón durante su época en el Senado explicaron ayer que Prada Presa -senador desde 1993- era "un parlamentario de primera", que hace renuncias económicas al aceptar el cargo de viceconsejero de Presidencia y que durante su periplo por la Cámara alta se había destacado en preocuparse por asuntos tan sociales "como una interpelación sobre los derechos de los presos en las cárceles".Prada Presa ha sido propuesto para el cargo de viceconsejero por el actual consejero de Presidencia, Jesús Pedroche, jefe de los sucesivos gabinetes de Ruiz-Gallardón -en la Asamblea de Madrid, en el Senado y otra vez en la Asamblea- desde hace años. Pedroche se entrevistó en la tarde de ayer con Prada Presa en su despacho de la puerta del Sol -adyacente al de Ruiz-Gallardón- para interesarse por su pasado político. Prada comprometió su palabra con Pedroche a que nunca ha tenido nada que ver políticamente con Fuerza Nueva, formación con la que, asegura, siempre ha discrepado ideológicamente.

"Mi única vinculación con Fuerza Nueva es indirecta y familiar, por mi suegra, porque ella era la presidenta del partido y se presentó incluso en las elecciones de 1982 al Senado con esa formación, y como León es una ciudad pequeña es verdad que a mí se me ha podido ver con ella en muchos actos, pero yo no tengo nada que ver con eso y desde siempre he tenido grandes discusiones ideológicas con ella", declaró Prada Presa ayer a este periódico.

El candidato a viceconsejero comentó, además, que su suegra -casada con un conocido médico local y de la que era vecino de vivienda desde su infancia- perteneció siempre al sector más moderado de Fuerza Nueva, y apuntó que ahora vota al PP. Prada Presa está casado con la hija de María Victoria Valenzuela y tiene tres hijos.

El senador argumentó que su ideología política siempre ha estado ligada, desde joven, a Manuel Fraga, presidente fundador de Alianza Popular y luego del Partido Popular, y que por ese motivo mantuvo un cartel de Fraga pegado durante años en su habitación. Prada Presa dice que fue precisamente la atracción por Fraga lo que le llevó a militar primero en AP y luego en el PP, en cuyas organizaciones provinciales llegó a ser secretario general.Prada Presa entiende que la versión de su pasado ligada a Fuerza Nueva se debe al sector del PP de León con el que está enfrentado. El todavía senador admite sus buenas relaciones dentro del PP con Miguel Pérez Villar. Cuando éste accedió a la presidencia provincial del PP en León nombró a Prada secretario general, y cuando fue descabalgado del cargo por la actual dirección, Prada también abandonó su puesto.El despacho de abogados de Prada en León, además, ha gestionado algún asunto de la esposa de Pérez Villar, aunque sin relación con las polémicas subvenciones mineras que ésta recibió de la Consejería que dirigió su marido. Prada Presa se declara ahora un firme partidario "del estilo moderado y centrista" inspirado desde la dirección nacional del PP por José María Aznar.

"Afín, sin ninguna duda"

Jaime Alonso, el número dos nacional de Fuerza Nueva hasta 1982 y presidente del sindicato Fuerza Nacional del Trabajo desde 1979, también leonés como el nuevo viceconsejero de Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró ayer a este periódico que Alfredo Prada era en los años ochenta un hombre "afín, sin ninguna duda", a Fuerza Nueva. Pero puntualiza que desconoce si ello se debía a una "cuestión de ideas" o a unas "razones de parentesco" con la que iba a ser su suegra, María Victoria Valenzuela (hoy ex presidenta de Fuerza Nueva en León). Alonso rechazó precisar si Prada militó en Fuerza Nueva, ya que considera ue este extremo "pertenece a lo más íntimo e la persona y cualquier afirmación en un sentido u otro sería traspasar algo que, por o visto, él no quiere traspasar".Alonso matizó que Prada asistía con asiduidad a actos de Fuerza Nueva en León, "aunque nunca dio mítines". "Quizá el pasado le suponga una losa, hablar de tránsfugas es moneda común hoy", dijo, entre otras cosas, Alonso.

El abogado y senador desde 1993 Alfredo Prada Presa se afilió a Alianza Popular de León en 1988, avalado por el matrimonio compuesto por Miguel Pérez Villar y Rosa Carballo. Pérez Villar, senador por la Comunidad de Castilla y León, fue consejero de Economía del Gobierno de José María Aznar. Junto con su esposa, Rosa Carballo, está siendo juzgado actualmente por el Tribunal Supremo a causa de las presuntas irregularidades en la concesión de 1.500 millones de pesetas en subvenciones al sector minero de la comunidad autónoma, entre 1988 y 1989. Rosa Carballo regentaba la asesoría laboral de Pérez Villar, mientras éste era consejero, y algunas de las empresas vinculadas a ella resultaron favorecidas.Desde 1988 hasta hoy, la estancia y ascenso en el PP de Alfredo Prada ha corrido de la mano de Pérez Villar y Rosa Carballo. Algunos altos cargos del PP en León califican a Prada como un "hombre majo" y "muy hábil", que se ha sabido mover en Madrid hasta llegar a Ruiz-Gallardón. Su anterior simpatía por Fuerza Nueva es muy conocida en León, hasta el extremo de que dirigentes de diversas familias del PP de esta provincia coinciden en señalar que Prada participaba "con toda normalidad" en actos de esa agrupación política de extrema derecha. Algunos de ellos van más allá al afirmar que Prada militó en ella, "con toda seguridad".www.elpais.es 04-07-1995

El 'caso Alfredo Prada'

"Yo me pregunto: ¿por qué puede haber etarras arrepentidos, reinsertados? ¿Por qué el señor Aznar pudo ser en su tierna juventud un falangista, un fascista convencido, y con los años, la madurez, etcétera, haberse convertido en un demócrata, y el senador Alfredo Prada Presa, por haber pertenecido durante dos años al partido antidemocrático Fuerza Nueva ¡hace 15 años!, y a tan temprana edad como a los 18 años, no puede ser a sus 35 maduros años viceconsejero en el equipo de Ruiz-Gallardón? ¿No es está la ley del embudo? ¿No será que no resulta popular dar un cargo a un ex Fuerza Nueva? Pero, por muy impopular que sea, también lo eran las declaraciones que hacia su presidente en sus años mozos, y ahí sigue.Otra pregunta: ¿seguirán teniéndole como senador o le echarán? Si los del PSOE hicieran una cosa así, ¡uy, uy, uy! como dice el maestro Haro Tecglen, "dos actos fascistas: nombrarle sabiendo quién es, despedirle al enterarse los demás".Quiero aclarar que yo jamás me fiaría de nadie que hubiese sido, simplemente, simpatizante de ETA, de Fuerza.Nueva o similares, ni en la época de su más remota lactancia.- EL PAIS - 18-07-1995

El Partido Popular de León apoya al viceconsejero frustrado

El Partido Popular de León difundió ayer una nota de siete líneas para mostrar su "apoyo y respeto" a la persona M senador Alfredo Prada, quien, tras ser anunciado el lunes pasado como uno de los viceconsejeros del Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón, finalmente no fue propuesto para el cargo. El mismo día en que estaba previsto su nombramiento, EL PAÍS publicó que Prada había sido seguidor del partido antidemocrático Fuerza Nueva entre 1978 y 1980. Prada arguyó que acudió a actos de esa formación para acompañar a su suegra, entonces presidenta de Fuerza Nueva en León. El PP leonés pone de relieve que su apoyo a Alfredo Prada se debe a "la información difundida por un diario madrileño" y hace hincapié en que "ha sido elegido democráticamente senador y está desempeñando eficazmente su responsabilidad pública en defensa de los intereses de esta provincia". El comunicado del PP coincidió ayer con la toma de posesión como alcalde de la capital de Mario Amilivia.El pasado lunes, el día anterior a que este periódico publicase que Prada Presa fue seguidor de Fuerza Nueva entre los años 1978 y 1980, el consejero Pedroche se encontró con su futuro viceconsejero y despachó con él, acto que grabó Televisión Española y cuyas imágenes difundió al día siguiente. Según medios del PP leonés, "al senador Prada Presa le fue presentada esa mañana [la del lunes] su nueva secretaria, le fue enseñado el despacho que iba a ocupar e incluso se despidió de dos consejeros del Gobierno de Leguina ya como nuevo víceconsejero".08-07-1995

Políticos del PP recuerdan a Ruiz-Gallardón el derecho del senador Prada a evolucionar

La decapitación inmediata de Alfredo Prada Presa, de 35 años, el viceconsejero non nato de Alberto Ruiz-Gallardón vinculado su juventud (en tomo a 1978) con el partido antidemocrático Fuerza Nueva, no ha cerrado el debate sobre la oportunidad de este nombramiento frustrado. EL PAÍS ha planteado la misma pregunta a un grupo de políticos de todas las ideologías y eda des: "¿Es asumible y aceptable que una persona con 18 o 20 años tenga unas ideas antidemocráticas y 15 años mas tarde pueda ocupar una responsabilidad en un Gobierno democrático?".

El senador leonés Prada Presa no quiso responder ayer ni a esta ni a otras interpelaciones. También Ruiz-Gallardón eludió pronunciarse sobre este asunto. Jesús Pedroche, el consejero de Presidencia que pretendía nombrar a Prada para su viceconsejería -la más política del Gobierno regional- rechazó hacer comentarios sobre esta polémica.

El actual coordinador regional de IU y presidente de su grupo parlamentario en la Asamblea era en 1978, con 24 años, de la agrupación del Metro del PCE: "Derecho constitucional tiene, pero la ideología es un problema de formación cultural que se mama desde la más tierna infancia, y yo los virajes no me los creo, ni en mi caso ni en los de los demás".

El portavoz socialista en la Asamblea aprobó en 1978, con 27 años, su plaza de investigador del CSIC y era vocal socialista en la agrupación de Moncloa: "Si no se le ha nombrado, es que era un ex seguidor de Fuerza Nueva, y si se le penaliza por eso, tendría que dejar también el escaño de senador. Si, por el contrario, le han cesado los medios de comunicación, la personalidad de Ruiz-Gallardón queda en entredicho. Todo el mundo tiene derecho a evolucionar, pero yo no creo en los políticos antibióticos de tan amplio espectro. Yo no lo hubiera nombrado porque contradice el perfil de derecha moderada que quería dar Ruiz-Gallardón, aunque tiene efectos positivos, integrar a la extrema derecha, y negativos, las tensiones que genera".

El presidente de la Asamblea tenía 34 años en 1978, era periodista parlamentario de RTVE y no militaba aún en AP: "Yo creo que sólo son inamovibles las piedras. Es legítimo evolucionar y afortunadamente tenemos casos en la transición española, tanto de izquierdas como de derechas. Durante el régimen anterior, la oposición más sonada estaba en la izquierda, pero hay casos de personas de derechas, como José María Ruiz-Gallardón o Dionisio Ridruejo, que pasaron por la cárcel".

El ex consejero de Cooperación y miembro de la Mesa de la Asamblea era en 1978, con 23 años, secretario de una agrupación de base socialista: "A esa edad y en un partido de tan firmes convicciones antidemocráticas ya no se cambia. Esto demuestra que la extrema derecha que todavía existe en este país está en el PP y que se formará como partido cuando José María Aznar llegue al Gobierno".

El vicepresidente primero de la Asamblea era con 29 años (1978) asesor de Juan José Rosón en el Gobierno Civil de Madrid (UCD): "Si se produce la lógica evolución, creo que no debe haber problema porque todo el mundo a los 15 años ha sido algo extremista".

Ahora es vicepresidente de la Asamblea, pero con 23 años (1978) fue fundador de la agrupación socialista de Carabanchel: "Es perfectamente posible que si todo evoluciona en la vida lo hagan también las personas, de todos los partidos. Es injusto que se cuestione lo que alguien pueda llegar a ser por su pasado y máxime por ideas de juventud. Conozco a este senador y es una persona capacitada y válida".

La senadora que sustituye a Ruiz-Gallardón en la Cámara alta trabajaba en 1978 al margen de la política, como profesora: "Con 18 años, uno piensa unas cosas que con 35 no tienen nada que ver, y es asumible".

El portavoz del PP en la Asamblea tenía 22 años en 1978, estudiaba Derecho y terminaba la mili: "Es asumible y más teniendo en cuenta que ha sido elegido democráticamente senador".

El consejero de Hacienda tenía 22 años en 1978, estudiaba ICADE y no militaba en AP: "Todo el mundo debe tener el derecho a evolucionar".

El ahora diputado regional socialista tenía 35 años en 1978 y era miembro del Comité Central del PCE: "Desde el punto de vista humano y político hay que admitirlo y dar un margen a las personas para rectificar, pero debe ser de manera pública, y yo no sé de la reconversión democrática de este señor porque ser senador no implica ser demócrata, como demuestran los de HB".

El senador y presidente de las Nuevas Generaciones del PP tenía 10 años en 1978: "Es asumible, pero esto es como los pecados, habrá que ver si la evolución ha sido cierta y sincera, y naturalmente tendrá que haber un arrepentimiento, un propósito de enmienda y una penitencia".

El concejal rememora que en 1978, con 32 años, militaba en USO o el PSOE y trabajaba en un laboratorio farmacéutico: "Por esta regla de tres, el equipo del actual alcalde debería sufrir muchas bajas".EL PAIS - 06-07-1995

Ruiz -Gallardón se desentiende del nombramiento frustrado de Prada

Alberto Ruiz-Gallardón, presidente regional, eludió ayer toda responsabilidad en el nombramiento frustrado como viceconsejero de Presidencia -su gabinete político- de un senador leonés del PP que fue seguidor en su juventud del partido antidemocrático Fuerza Nueva. La designación estuvo preparada, pero quedó paralizada el mismo día en que estaba previsto el nombramiento, tras conocerse sus antecedentes políticos por una información que publicó EL PAÍS."No hay más razón para que Prada no haya sido nombrado que el hecho de que no ha sido propuesto por el consejero", explicó Ruiz-Gallardón. Y añadió que "si hubiera sido propuesto, sería responsabilidad del consejero que lo proponía". El presidente negó haber ofrecido personalmente el cargo a Prada, con el que dijo que no habla desde hace más de tres meses. El senador, sin embargo, ha asegurado que la oferta partió directamente de Ruiz-Gallardón y agradeció que diese tanta "cancha" cuando coincidieron en el Senado.EL PAIS - 07-07-1995

Del olvido a la viceconsejería

"El Gobierno de los mejores", como denonima Alberto Ruiz-Gallardón a su primer Ejecutivo en la Comunidad de Madrid, hizo ayer justicia. El único hueco relevante que quedaba por llenar, el dejado por el nombramiento frustrado del viceconseJero de Presidencia, Alfredo Prada Presa, el senador vinculado a Fuerza Nueva, fue ocupado ayer por una de las diputadas estrella del PP en la pasada legislatura. Una diputada que llegó a ser la portavoz adjunta y que ahora había sido olvidada y relegada incluso en el grupo parlamentario, sin explicaciones ni motivos conocidos. La parlamentaria Carmen Álvarez Arenas, de 47 años, especialista en asuntos económicos, industriales, empresariales y de empleo, madre de seis hijos, tendrá que dejar su escaño, en el que repetía desde 1987, para llevar a partir de ahora el día a día de la consejería más política de Ruiz-Gallardón. Será la viceconsejera de Presidencia. Ruiz-Gallardón la rescata para su equipo más próximo y para respaldar al consejero Jesús Pedroche, que ejercerá, como siempre, la jefatura de su gabinete. Alvarez Arenas, además, mantiene buenos contactos en la dirección del PP.EL PAIS - 12-07-1995

El consejero de Presidencia renuncia a nombrar al ex seguidor de Fuerza Nueva

Jesús Pedroche, de 34 años, Consejero de Presidencia de Alberto Ruiz-Gallardón, asumió ayer todo el desgaste político de haber pensado para el cargo de número dos de su departamento en el senador Alfredo Prada Presa, de 35 años. Este político leonés, cuyo nombramiento iba a oficializarse ayer, fue seguidor del partido antidemocrático Fuerza Nueva entre 1978 y 1980, según reveló EL PAÍS horas antes de reunirse el Consejo de Gobierno previsto para tratar las designaciones de viceconsejeros. Una vez conocida la información publicada ayer, la propuesta de este nombramiento no llegó a formalizarse.Pedroche señaló tras el Consejo de Gobierno que había decidido reconsiderar el nombramiento de Prada "a la luz de las dificultades encontradas" y por valoraciones generales del caso". Y se negó a hacer ninguna manifestación sobre las relaciones que en el pasado pudomantener el senador popular con Fuerza Nueva. Pedroche intentó desmentir ayer que la designación estuviera decidida, y comentó incluso que la opción de Prada Presa era sólo una más de las estudiadas. Pero el propio Pedroche había confirmado a este periódico el pasado sábado cuál iba a ser el nombre de su viceconsejero.05-07-1995

JUAN JOSÉ MILLÁS
Revuelto de ajetes

Asunto importante: los jueces deciden acabar con los subasteros haciendo públicas las listas de pisos. Este periódico publicó la primera el domingo pasado. Si no eres un especulador, su lectura resulta aburrida, aunque didáctica: que continúe publicándolas. Hay gente con un don especial para conseguir dinero fácil. Los subasteros llevan lustros montándoselo con estos pisos que los bancos embargan por el impago de la hipoteca. Si no estás en el ajo, no puedes comprenderlo, es decir, no entiendes por qué un piso tiene que subastarse cuando se puede poner el cartel de se vende en el balcón y entregar al dueño lo que sobra una vez liquidada la deuda. En lugar de eso, se rematan públicamente por dos duros, de manera que el deudor resulta apaleado además, de quedarse en la calle. Un abogado me lo explicó hace tiempo, pero no lo entendí o se me ha olvidado el razonamiento. Por cierto, que una vez vi a un par de subasteros por la televisión y tenían un aspecto normal, menesteroso, como de clase media. A uno le gusta que los malos tengan cara de malos, eso complica menos la existencia, pero la vida es dura.

Otro asunto importante: Ruiz Gallardón decide finalmente abandonar el problema de la prostitución a la inteligencia del Mercado. Comprendió enseguida que se había metido en un asunto espinoso y se lo encomendó al Mercado porque habría quedado feo encomendárselo a Dios. Lo bueno de creer en Dios y en el Mercado al mismo tiempo es que puedes hacer una división racional del trabajo. Si además de eso crees también en Villapalos, tienes la legislatura prácticamente hecha. Pero a mí me habría gustado que cogiera el toro por los cuernos, porque la prostitución atrae mucha retórica y poco pensamiento. Le sugiero que encargue a su consejero de Cultura, unos cursos de verano sobre el tema. Podrían comenzar con la investidura honoris causa de la decana de las prostitutas de Madrid. Tenemos mono de esta clase de circo desde que Villapalos le puso el disfraz a Mario Conde.

Un asunto menor: lo de Prada Presa ha resultado sorprendente y cómico. Sorprendente que el hombre se defendiera de haber simpatizado con Fuerza Nueva después de que los madrileños hayamos tenido que aguantar a Matanzo hasta ayer mismo, y cómico, que utilizara para ello a su suegra. Argumenta que iba a los mítines de Blas Piñar para acompañar a su madre política; un yerno encantador. Pero cuando volvían a casa discutían mucho por razones ideológicas, eso dice, porque él siempre ha sido un admirador de Fraga Iribarne, del que tenía un cartel en su dormitorio, en plan Che Guevara, en fin. Uno daría dinero por asistir a una discusión "ideológica" entre un admirador de Fraga y una fan de Blas Piñar. El caso es que se ha quedado sin puesto. Quizá no sea un asunto menor si lo vemos desde el punto de vista de la capacidad de rectificación mostrada por el nuevo gobierno de la Comunidad: el público, acostumbrado a una cultura de mantenerla y no enmendarla, agradece la falta de arrogancia y el, valor de dar marcha atrás. Ya veremos. Lo doloroso es que la distancia ideológica existente entre Prada Presa y su suegra se vea aumentada por este suceso y el buen yerno deje de acompañar a su madre política a las fiesta de Blas.

Un asunto desdichado: me escribe Prem Bhavana (en realidad se llama Charo), especialista, si ustedes se acuerdan, en Terapias corporales: osho rebalancing, arun-consciencia en el tacto, prana healing y reiki chamánico. Va a dar otro curso en Ávila, junto a Vedanta Suravi, que tiene siete niveles de consciencia, fíjense. Prem está muy enfadada porque las llamé brutas. Lleva razón, no debería haber acudido al insulto y les pido perdón públicamente. Es que me salió la bestia que llevo dentro cuando leí en el folleto que efectuaban programaciones neurolingüísticas; nunca me ha gustado que me programen neurolingüísticamente. Así que lo siento. Y feliz verano.EL PAIS - 07-07-1995

Volver a Personajes Populares

© Copyright. 2007. www.esperanzaaguirre.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones ( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )