loop="1">

Página Principal

La Presidenta, S.A.

Alberto Ruiz Gallardón

Los Genoveses

Los Asuntillos

Problemillas caseros

La noticia del día

Las noticias de la semana
Las noticias del año

Telemadrid me mata

Con Humor

Estos son sus poderes

Imagen Y sonido

Desafectos al Régimen

Ocurrencias

Compromisos a la carta

Los incunables

Amiga de sus Amigos

La E.T.T. más PPopular

 
SuscríbeteTu opinión aquíEl Foro Quienes SomosLos Genoveses.netBlog

Miguel Blesa de la Parra

"Es de bien nacidos ser agradecidos"
(Anónimo de la Junta Directiva Nacional)
  • Nace  en Linares , Jaén, un 8 de agosto de 1947.

  • El año 1977 que para una inmensa mayoría de los humanos no le dirá nada, sin embargo para nuestro Miguelin resultó un año inolvidable:  coincidió con Aznar en la Academia de la Gran Vía en la que preparaban con discreción y ajenos a la transición política  las oposiciones para  el Cuerpo de Inspectores Financiero y Tributarios del Estado, obteniendo ambos  el primer destino en la delegación de Hacienda de Logroño.

  • A partir de ahí que le quiten lo bailao. De mayo de 1979 a febrero de 1981 fue nombrado secretario del Gabinete Técnico del Ministerio de Hacienda, pasando posteriormente a ejercer el cargo de jefe del Servicio de Tributos de las Comunidades Autónomas (1981-1983).

  • De febrero de 1983 a mayo de 1986 fue subdirector general de Estudios y Coordinación del ministerio de Economía y Hacienda.

  • En Junio de 1986, decide ganar dinero. Y nada mejor que ejercer  la abogacía como especialista en Derecho Tributario . Constituye un bufete  junto con otros colegas, que se denominó "Blesa, Colmenar y Guío".

  • El 11 de septiembre de 1996, meses después, gracias a las inestimables sugerencias de su compañero de Academia, el Consejo de Administración de Caja de Madrid le nombró presidente ejecutivo del grupo. Fue reelegido para este cargo el 25 de octubre de 1999.Como dato pintoresco, aunque nada desdeñable es apoyado por el sindicato amigo CCOO, entonces dirigido por el no menos amigo Antonio Gutiérrez. No somos nadie. 

  •  Hace apenas unos meses,  D. Alberto Ruiz Gallardón ha tenido a bien nombrarle consejero de TELEMADRID, atendiendo a sus reconocidos conocimientos como telespectador del año.

  •  Está casado y tiene un hijo.


CAJAMADRID $ ESPERANZA AGUIRRE Y E.ON : COMPUESTOS Y SIN NOVIO

Caja Madrid esperará hasta el último momento para decidir si acude a la oferta de Enel y Acciona

Caja Madrid se ha quedado compuesta y sin novio. La entidad de ahorro que preside Miguel Blesa tenía cerrado un acuerdo con la alemana E.ON para apoyarla en su proyecto económico, cederle sus derechos en la junta y venderle su 10% de Endesa dentro de dos años con una comisión económica establecida.

Ahora, tras la renuncia de E.ON a la OPA, Caja Madrid se encuentra liberada de sus obligaciones y comienza una nueva estrategia, aunque el papel que ha desempeñado puede resultar ahora incómodo y criticable.

Fuentes de la entidad de ahorro dijeron ayer que el consejo de la caja estudiará detenidamente y sin prisa la nueva oferta que han anunciado que presentarán Enel y Acciona. Esas fuentes añadieron que ellos serán los últimos en tomar una decisión y que siempre será basándose en los intereses económicos de la entidad.

La actuación de la entidad de ahorro fue criticada ayer abiertamente por el candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rafael Simancas, quien exigió a Esperanza Aguirre "responsabilidades" por la actuación de Caja Madrid, que calificó de "peripecia" por parte de la entidad financiera.

Simancas acusó al Gobierno regional y a Caja Madrid de "manipular" el consejo de la entidad para forzar un pacto con la empresa alemana E.ON, en contra de los intereses de España. Caja Madrid, añadió Simancas, "ha hecho el ridículo".

El consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, respondió que sería positivo que Caja Madrid ofreciera un pacto a Acciona para que la empresa eléctrica Endesa siga siendo española y acusó a Zapatero de este "desaguisado".

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, criticó también el "papelón" de Caja Madrid que según dijo "vendió a E.ON por menos valor que el del mercado" por responder "a intereses políticos" de Esperanza Aguirre.

Comisiones Obreras de Madrid se reafirmó en su posición de que la entidad tiene que mantenerse en el accionariado de Endesa, tal y como defendió el sindicato en la reunión del consejo del pasado día 26 de marzo, donde se tomó la decisión de vender sus acciones a E.ON.www.elpais.es 04.04.07

Caja Madrid se plantea quedarse hasta 2011 en Endesa para apoyar a E.ON

El pacto que permite a E.ON hacerse con el 10% de Endesa en manos de Caja Madrid en el plazo de dos años contempla la posibilidad de una prórroga de otros dos años, hasta 2011. En la guerra de desgaste por el control de la primera eléctrica española, el apoyo de la caja durante ese tiempo puede resultar decisivo si consigue sumar sus votos a los de E.ON en la junta y hacer frente así a la coalición formada por Enel y Acciona. Éstos cuestionan la legalidad del pacto de la caja y la eléctrica, pero la CNMV no ve razones para ello. "No sé qué norma podían haber violado", dijo ayer Conthe.

Caja Madrid puede lograr hasta cerca de 48 euros por cada acción de Endesa en el plazo de cuatro años entre intereses, comisiones y el precio de la OPA. La entidad que preside Miguel Blesa ha firmado un acuerdo con la alemana E.ON que le garantiza un fijo de 40 euros por acción en un plazo de dos años prorrogable por otros dos de mutuo acuerdo. La Caja cobra 29,4 millones de euros en comisiones por el derivado (equity swap) que da cobertura al acuerdo de apoyo al Proyecto Taurus, cono llama la entidad alemana al intento de compra de Endesa. Además, percibe un interés del Euríbor más un diferencial. Eso puede sumar unos 44 euros por acción en dos años o cerca de 48 en cuatro años.

E.ON tiene la potestad de cerrar el acuerdo antes de los dos años exigiendo la entrega del 10% del capital. En el contrato, la Caja cede los derechos económicos de sus acciones a la alemana y conserva los políticos.

Eso puede resultar clave para el control de Endesa, pues si E.ON tuviera las acciones sólo podría votar por un 10%. Si las conserva la Caja, E.ON aspira a sumar un 10% propio y otro 10% de la entidad y hacer frente a la alianza de Enel y Acciona. Éstos tendrían, a su vez, un 10% cada uno, aunque los abogados de Endesa estudian si sus acciones pueden considerarse sindicadas de modo que se aplique el límite del 10% a la participación conjunta, tal y como adelantó el martes este diario y ayer se hicieron eco otros medios.

Enel y Acciona rechazan esa interpretación y lo que consideran ilegal es que tengan derecho de voto a la vez las acciones de E.ON y las de Caja Madrid. La italiana quiere denunciar el acuerdo con Caja Madrid a la CNMV.

Sin embargo, Manuel Conthe, presidente de la CNMV, parece que no tiene dudas sobre su legalidad. Preguntado ayer por los periodistas sobre esta operación, Conthe afirmó que "al tratarse de un oferente (E.ON) que puede adquirir el 100% de Endesa, no se me ocurre qué normativa del mercado de valores puede haber burlado", en referencia a Caja Madrid y la alemana.

No obstante, Conthe tiene una visión radicalmente diferente sobre la operación de Enel y Acciona. Su argumento es que son accionistas relevantes "que usan las equity swap para tomar una posición mayor de la que pueden, ya que evitan estar sujetos a los límites de la Comisión Nacional de la Energía", que impiden a ambas compañías superar el 10% de Endesa y lo han hecho a través de los derivados. En su opinión, "es como si hubieran hecho un pacto de legislatura", algo que, considera, no han hecho la Caja y E.ON.

El máximo responsable de la CNMV abundó en su crítica a Enel y Acciona. En el Encuentro del Sector Financiero del Foro de la Nueva Economía, dio que "uno ha llegado a la OPA con el contador de acciones a cero", en referencia a E.ON, "por lo que ahora está en desventaja. Otras compañías han seguido el procedimiento contrario y han ido adquiriendo acciones en el mercado, para posteriormente lanzar una OPA", apuntó sin citar a Enel y Acciona.

Preguntado sobre si se podría reducir el plazo de seis meses impuestos a los italianos, Conthe dijo que "sólo si E.ON se retira".

En referencia a la votación del consejo de la Comisión del pasado lunes, en la que Conthe se quedó solo al pedir sanciones para Enel y Acciona, estuvo esquivo. No quiso "confirmar ni desmentir la información", porque es algo "absolutamente irrelevante, que sólo interesa por el morbo". "Quizá en el futuro publiquemos los votos individualizadamente", dijo.

Preguntado por si pensaba dimitir por este hecho, Conthe dijo que "la Comisión es un conjunto de voces polifónicas" y que lo único que importa es que "cuando se toma una decisión, todos la suscribimos". Terminó su conferencia citando a Borges: "Feliz quien insiste en no tener razón". www.elpais.es 29.03.07

E.ON paga a Caja Madrid 29 millones en comisiones por darle su apoyo en Endesa

Una carta confidencial entregada por Caja Madrid a E.ON desvela el precio que ha puesto la entidad financiera a su apoyo a la alemana en la batalla por Endesa. Según la carta, Caja Madrid cobrará comisiones millonarias por su apoyo en el Proyecto Taurus, el nombre clave que E.ON da a su intento de toma de control de Endesa. Aunque la entidad no lo hizo público ni en el hecho relevante ni en la nota oficial, la caja percibe más de 29 millones en comisiones por un acuerdo cuya legalidad cuestiona Enel. La italiana estudia denunciar este pacto por entender que discrimina a unos accionistas frente a otros.

"En consideración por nuestra ayuda en la operación del Proyecto Taurus, deberán pagarnos en la cuenta que les indiquemos, las siguientes cantidades". Así comienza el punto 1 de la carta confidencial entregada por Caja Madrid a E.ON en relación con el acuerdo firmado entre ambas partes en virtud del cual la alemana se asegura el 10% de Endesa en poder de Caja Madrid al cabo de un máximo de 10 años.

Las cantidades pactadas son una comisión de preparación (arrangement) del 0,25% y otra de estructuración (structuring) del 0,45%. En total, un 0,70% a calcular sobre la multimillonaria cifra de 4.203 millones de euros, que es lo que valen las acciones de Endesa en poder de Caja Madrid a un precio de 40 euros por título. El cálculo es fácil: 29,4 millones en comisiones asociadas al contrato de derivados (equity swap) en el que se instrumenta el acuerdo entre ambas partes.

El acuerdo de la caja con E.ON también prevé una retribución por intereses a lo largo de la duración del mismo, que será del euribor más una prima de 27,5 a 37,5 puntos básicos. Si el contrato llega a los dos años, momento en que E.ON puede ejercitar su opción de compra, Caja Madrid puede acabar recibiendo en ese plazo (entre precio de la OPA, comisiones e intereses) cerca de 44 euros por acción gracias a su trato especial con la alemana E.ON.

Las plusvalías previstas por la venta del paquete son de unos 2.088 millones. Lo que no cobrará Caja Madrid son los dividendos de la eléctrica.

Según dijo Blesa en el Consejo de Administración, en 2005 la caja cobró 66 millones de euros por este concepto; en 2006 fueron 253 millones y en 2007 estaba previsto que ascendieran a 196 millones por el 10% de Endesa. Entre 2000 y 2007, Caja Madrid ha recibido un total de 775 millones de euros por los dividendos de Endesa. Durante el consejo, alguno de los representantes del PSOE preguntaron al presidente la razón por la que se renunciaba al cobro de los dividendos. También le dijeron que por qué no se vendía en el mercado, ya que estaba cotizando por encima de los 40 euros. El lunes cerró a 40,06 euros y ayer a 40,24 euros. Según estas fuentes, su respuesta fue que, si no se asegurara la operación con las citadas condiciones anunciadas, "E.ON se marchará a su casa y la OPA fracasará. Si esto ocurre, los primeros perjudicados seríamos nosotros porque la cotización caerá en picado".

Blesa también esgrimió que un fracaso de la OPA alemana supondría un gran perjuicio para miles de pequeños accionistas de Endesa y recordó que la única oferta real que existe en el mercado es la de E.ON. Sin menospreciar la OPA competidora de Enel con Acciona, el presidente de la entidad comentó que no es firme.

La votación sobre la OPA de Endesa acabó dividiendo al Consejo de Administración de Caja Madrid. Votaron a favor 14 miembros: los representantes del PP, de Comisiones Obreras de Banca, de IU, de la Confederación de Cuadros y dos independientes. En contra se posicionaron los consejeros del PSOE, de UGT y de Comisiones Obreras de la Federación de Madrid.

Acciones legales

Los consejeros opuestos a la operación criticaron la escasez de información ofrecida en el Consejo y que se incluyera en el documento sólo cuatro párrafos en los que no constan los intereses que la caja percibirá, ni la comisión de más de 25 millones por estructurar la operación, ni la posibilidad de que se ejecute la venta antes de los dos años, que está también recogida en el contrato.

El acuerdo entre Caja Madrid y el grupo alemán está siendo cuidadosamente examinado por los asesores legales del frente Enel-Acciona de cara a una posible denuncia.

Algunos puntos, además del trato desigual a los accionistas, centran el estudio. Por ejemplo, hasta dónde podrá ejercer derechos políticos E.ON. Fuentes al tanto de la operación de Enel recuerdan que, en su caso, controlan un 10% de Endesa de forma directa y un 14,9% mediante derivados. Los derechos que pueden ejercer se limitan al paquete de propiedad directa. Y piensan que el mismo principio debe aplicarse a E.ON. Es decir, que el grupo alemán no podría sumar al paquete que consiga con su oferta el 10% de Caja Madrid, logrado mediante equity swaps.

Los abogados examinan también si la decisión de la caja de vender a un precio concreto (40 euros), inferior al de mercado, se ajusta a la legalidad.

Asimismo, Enel estudia denunciar a Endesa por recomendar aceptar la OPA de E.ON a 40 euros cuando la acción cotiza por encima de ese precio.www.elpais.es 28.03.07

Caja Madrid estudia retrasar la decisión de vender o mantener el 10% de la eléctrica española

Caja Madrid tiene fijada para hoy una reunión de su consejo de administración para decidir si vende a E.ON su 9,9% de Endesa (que vuelve a cotizar hoy en Bolsa), pero podría desconvocarla a última hora o celebrarla sin tomar ninguna decisión a la vista del vuelco que han dado los acontecimientos en los últimos días.

La entidad presidida por Miguel Blesa convocó el consejo el jueves pasado a mediodía, pero pocas horas después se conoció que Enel y Acciona estaban negociando un acuerdo para lanzar una OPA conjuntamente y también que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) autorizaba a E.ON a elevar el precio de la operación.

Ante esta nueva situación, Caja Madrid se plantea desconvocar la reunión que tiene prevista para las 17.00 horas de hoy, ya que podría no tener sentido, habida cuenta de que en ese momento es probable que todavía no se conozca la decisión de E.ON. Sin saber si la eléctrica alemana paga más de 38,75 euros (algo que el grupo alemán ni confirma ni desmiente), el consejo de Caja Madrid no puede tomar una decisión, aseguran fuentes cercanas a este órgano de gobierno.

Caja Madrid también sopesa la posibilidad de celebrar el consejo aunque no tome ninguna decisión, ya que lo aprovecharía para que el presidente, Miguel Blesa, informe a los consejeros de cómo está la situación e, incluso, les ponga al día de los pactos que los implicados en esta operación (E.ON, Acciona y Enel) han propuesto a la entidad. No en vano, con su casi 10% del capital y, sobre todo, con ese porcentaje de los derechos de voto en su poder, la caja madrileña podría tener la llave para decantar la balanza del lado de E.ON o de Acciona y Enel.

Si acepta la oferta de la eléctrica alemana, la única que está presentada oficialmente, obtendría unas plusvalías de 2.088 millones de euros, cifra que podría dedicar a su expansión internacional. También podría optar por quedarse en el capital y hacer tándem con la eléctrica alemana para gestionar Endesa o bien llegar a un acuerdo con la constructora española y la compañía italiana. www.efe.es 26/03/2007

Caja Madrid acuerda con E.ON no acudir a la OPA de la alemana y apoyarla con sus derechos de voto

La entidad financiera también se ha asegurado, mediante el pacto con la alemana, la posibilidad de vender su 10% del capital que actualmente posee en Endesa a 40 euros por acción dentro de dos años.

Caja Madrid ha llegado a un acuerdo con E.ON para no acudir a la OPA lanzada por el grupo alemán y mantener así sus derechos de voto en Endesa. Al mismo tiempo, la entidad se ha asegurado mediante este pacto la posibilidad de vender el 10% del capital a razón de 40 euros por acción dentro de dos años.

Según los términos del acuerdo, el Consejo de Administración de Caja Madrid, reunido hoy, ha pactado con la alemana la cesión de los derechos económicos de sus actual participación accionarial en el capital social de Endesa -10%- por un periodo de dos años.

Tras el mismo, E.ON podrá optar entre quedarse con las acciones al precio de su OPA -40 euros por título- o abonar la diferencia entre ese precio y la cotización que la compañía tenga en ese momento en bolsa.

Según una nota de la entidad, el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, asegura que "la posición que hoy ha tomado la caja garantiza el futuro de Endesa, su gobernabilidad, su integridad empresarial, el desarrollo del negocio energético de la eléctrica en el mundo y su actual sede en Madrid".

E.ON y Caja Madrid contra Enel y Acciona

Como consecuencia de este acuerdo, Caja Madrid no acude formalmente a la OPA con la intención "de reducir al máximo la posibilidad de que E.ON pueda desistir de la misma", lo que generaría "un importante perjuicio para todos aquellos accionistas minoritarios que tenían intención de acudir a ella y una notable incertidumbre sobre el futuro de Endesa".

Con este acuerdo, Caja Madrid cederá a E.ON los derechos económicos, pero mantendrá los políticos, lo que permitirá a ambos aliados tener el mismo poder en Endesa que Enel y Acciona, que, dados los blindajes estatutarios de la compañía, conjuntamente sólo podrán votar por el 20% del capital.

Caja Madrid renuncia a 2.350 millones en plusvalías

De esta manera, Caja Madrid renuncia a percibir de inmediato las plusvalías de unos 2.350 millones de euros que se hubiera embolsado en caso de acudir totalmente a la opa de E.ON a razón de 40 euros por título de la primera eléctrica española. La caja será el único miembro del Consejo de Endesa que no acuda formalmente a la OPA presentada por la eléctrica alemana, ya que el resto ha decidido esta misma tarde que venderán sus títulos.

Con esta decisión, la caja presidida por Blesa rompe el silencio que ha dirigido su actuación desde que Gas Natural lanzara la primera opa por Endesa en septiembre de 2005. La actitud de los directivos de la caja ha sido en todo este tiempo la de esperar y ver, pues, como aseguró Blesa, desde el primer momento supo que "quedaba mucho partido por jugar" y, que si Caja Madrid se pronunciaba a favor de aceptar cualquiera de las ofertas, hubiera podido "inclinar la balanza, induciendo en buena medida la postura del resto del accionariado".

Ya hace un año, Blesa se vanaglorió ante la Asamblea General de la entidad de que "nunca un silencio fue más rentable". Caja Madrid entró en Endesa a principios del 2000 con la compra del 4,25 por ciento; posteriormente, a comienzos del 2005 elevó su participación al 9%, y meses más tarde se hizo con otro 0,936%, hasta alcanzar el 9,936% actual, con el que se situó como primer accionista de la eléctrica hasta que llegó Acciona. www.efe.es 26/03/2007

Caja Madrid apoyará a E.ON desde dentro de Endesa y le venderá su 10% en dos años

Después de tres horas de reunión, Caja Madrid deshojó la margarita. El consejo de la entidad presidida por Miguel Blesa acordó -con el apoyo de 14 consejeros y la oposición de siete- no acudir a la OPA de E.ON, pero apoyar a la alemana desde dentro de la eléctrica y venderle el 10% de Endesa dentro de dos años a 40 euros por acción. Caja Madrid logrará, si triunfa la oferta alemana, un total de 2.088 millones de plusvalías y un trato especial que no tienen los demás accionistas. Blesa dijo que tomaba esta decisión "por la gobernabilidad de Endesa" y por "los intereses de los impositores de Caja Madrid".

La OPA de E.ON sobre Endesa ha dividido al Consejo de Administración de Caja Madrid. En la reunión extraordinaria de ayer Miguel Blesa logró el apoyo de los representantes del Partido Popular, Comisiones Obreras de Banca, Izquierda Unida, la Confederación de Cuadros, un consejero independiente y otro representante de los empresarios madrileños. En contra se posicionaron los cuatro consejeros del PSOE, uno de UGT y los dos de Comisiones Obreras de la Federación de Madrid. Pese a estas discrepancias, no hubo fuertes discusiones en la reunión, según alguno de los asistentes.

Existía mucha incertidumbre sobre la posición final de Caja Madrid, entidad controlada por el PP, después de año y medio de silencio oficial. Al final, la solución ha sido más compleja que un simple o no a E.ON. La entidad apoyará a la eléctrica alemana mediante un acuerdo por el que le cederá los derechos económicos (es decir, el dividendo) de las 105.197.057 acciones de Endesa de las que es titular, por dos años. "A su vencimiento, E.ON tendrá que optar entre liquidar en metálico las diferencias de fluctuación económica o adquirir la titularidad de dichas acciones, al precio fijado de 40 euros por acción, el mismo precio que la eléctrica alemana ha ofrecido en la OPA", explicó Caja Madrid en un comunicado. Es decir, los alemanes pagan 40 euros por título o abonan la diferencia entre ese precio y la cotización que tenga en ese momento en Bolsa. Caja Madrid prefiere vender a 40 euros a la alemana que esperar a los 41 euros que prometen Acciona y Enel. La entidad, que no hizo público la literalidad del acuerdo, ingresará 4.236 millones, de los que 2.088 millones serán de plusvalías.

Para apoyar a E.ON y mantener su derecho de voto del 10% (el máximo permitido en el consejo), la entidad no acudirá "formalmente a la OPA formulada sobre Endesa". De ese modo, Caja Madrid podrá sumar sus votos a los de E.ON en la junta y hacer frente a la suma de Enel y Acciona. Estas tendrán un 10% del voto cada una, aunque los abogados de Endesa estudian si puede aplicarse ese límite a la participación conjunta, como si el paquete estuviese sindicado.

Blesa justificó el apoyo a los alemanes porque "es la única entidad que actualmente mantiene sus compromisos y obligaciones" según la normativa de OPA. Para el presidente del consejo, Miguel Blesa, "la posición que ha tomado Caja Madrid, garantiza el futuro de Endesa, su gobernabilidad, su integridad empresarial, el desarrollo del negocio energético de la eléctrica en el mundo y su actual sede en Madrid".

Única oferta real

También dice que "salvaguarda los derechos de los accionistas minoritarios y les permite optar por una oferta real en la OPA". Por último, destaca que es "la mejor opción para los intereses de los impositores de Caja Madrid, porque asegura el cobro de las acciones a 40 euros unidad".

Por otro lado, el acuerdo de equity swap establece que mientras Caja Madrid sea titular de sus acciones en Endesa, mantendrá los derechos políticos de las mismas, "con el propósito de obtener una presencia adecuada en los distintos órganos de administración de la eléctrica española".

En el último párrafo del comunicado, Caja Madrid hace un canto al apoyo a la viabilidad de Endesa "en el mundo". Blesa explica que no ha adquirido "ningún compromiso que restrinja o limite el libre ejercicio del derecho de voto inherente a sus acciones o al de sus representantes en los órganos de administración de Endesa".

E.ON comunicó por la tarde en Estados Unidos que estudiaba llegar a acuerdos como el firmado con Caja Madrid si la normativa lo permitía. La CNMV tendrá que estudiar la validez del acuerdo, que supone dar un trato especial

Por otro lado, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, dijo ayer que la decisión de Caja Madrid demuestra "que hay un claro pacto entre Caja Madrid y E.ON", según Efe. www.elpais.es 27/03/2007

Blesa dice a la asamblea de Caja Madrid que en la OPA sólo buscará el beneficio de la entidad

No estaba en el orden del día, pero el asunto tiene demasiada trascendencia pública para que no se convirtiera en el asunto protagonista de la Asamblea General Ordinaria de Caja Madrid, celebrada ayer. Varios representantes preguntaron por el papel de Caja Madrid en la OPA de Endesa, de la que controla el 10%. El presidente de la entidad, Miguel Blesa, respondió que el "único norte" que guiará la decisión de la caja será el "beneficio e interés" de la entidad, por encima de cualquier otro criterio. Con esta respuesta, Blesa quería dejar claro que intentará que las razones políticas no influyan en su decisión.

Blesa confirmó que votará a favor de eliminar los blindajes que existen sobre el capital de Endesa, que impiden a cualquier accionista votar por más del 10% aunque tenga un porcentaje superior de capital.

Sin embargo, no desveló lo que hará después, cuando haya que acudir o no a la OPA de E.ON. Blesa sólo dijo que hará "lo que más beneficie" a la entidad y que cualquier decisión se tomará después del 20 de marzo, día en el que se celebrará la Junta Extraordinaria de Endesa, y antes del 29 de ese mes, fecha en la que termina el plazo de aceptación de la oferta de E.ON.

Blesa dijo que la caja no debe tomar decisiones porque existen incógnitas sobre la continuidad de la OPA, tras la entrada de Enel en escena, ya que existe la posibilidad de que no pueda acudir porque no desaparezcan los blindajes.

Representantes de CC OO, sindicato mayoritario, se mostraron a favor de estudiar la entrada en telecomunicaciones o investigación médica y apostaron por mantenerse "o incluso incrementar" la presencia en energía. www.elpais.es 06.03.07

VOLVER

© Copyright.2009. www.esperanzaaguirre.net  Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )